(+52) 55 5688 0938
Abr 28, 2016 by Carmen Muriedas Category: Protocolo 0 comments

Cada vez es más recurrente el hacer presentaciones ante colegas, clientes o foros de gran audiencia y una de las herramientas en las que podemos apoyarnos para resultar exitosos son las presentaciones. Hoy en día se nos enseña a hablar frente a un público desde edad muy temprana, sin embargo, pocas veces se nos enseña como hacer una buena presentación para apoyar nuestro discurso.

Como bien sabemos, una presentación es una excelente red de seguridad para apoyar tu memoria durante una charla o exposición y lo mejor es que con herramientas ,como Prezi o PowerPoint no se necesita ser un gran artista; no obstante, lo ideal es hacer que represente a la perfección una idea, que sirva más a tu público en vez de a ti, haciendo tu discurso algo evidente, claro y comprensible.

El discurso.

Hablar en público es algo que a muchos nos produce ansiedad y para que eso no suceda o al menos logremos disimular, te recomiendo practicar tu presentación y conocer a profundidad sobre lo que estás hablando, aún si no incluyes toda la información en tu charla es importante tener un respaldo en la mente para que en lugar de repetir con base en la memoria podamos platicar de manera natural sobre el tema.

Si de pronto pierdes fluidez, está bien que des un vistazo a tu presentación, mas no lo hagas recurrentemente o peor aún, la utilices de apuntador. Puedes utilizar frases y estadísticas, pero no olvides dar tu punto de vista al respecto y utilizar ejemplos digeribles para el público, con ilustraciones o metaforas que mejoren su comprensión.

Un excelente recurso es anticiparte grabando notas de voz o videos y, después, evalúa cómo lo hiciste. Verás como grabación tras grabación mejorarás en tu modulación, expresión y cadencia; también, puedes hacer una presentación menor frente a colegas y amigos.

La presentación.

Si utilizas PowerPoint, Prezi o algún otro programa, evita utilizar las imágenes prediseñadas y reduce al mínimo las animaciones y los videos ya que desvían la atención de tus palabras. Respecto al color, utiliza máximo cinco colores en tu presentación, que creen cierta adhesión entre imágenes y texto.

Procura utilizar estilos de letra que sean simples como Helvética o Arial, y en un tono neutro que haga contraste con el fondo que se está utilizando para facilitar su lectura. Helvética también es de los estilos más utilizados para los títulos y la letra Arial en el cuerpo de las diapositivas; para citas o notas elegantes se recomienda Lucida Calligraphy.

Los expertos en presentaciones actualmente son los realizadores de TEDTalk, ellos recomiendan tres estilos para la creación de presentaciones, nombrados en honor a los presentadores Seth Godin (quién posee el récord de la charla TED más vista), Takashi Mitachi y Lawrence Lessig.

• El método Godin: Es un estilo simple de fotografías en alta resolución (propias, ajenas con derecho de reproducción)
• El método Takashi: Es un estilo limpio y claro; utiliza pocas palabras de gran tamaño, en donde expresa las ideas centrales o precisas para explicar todos los detalles con su voz.
• El método Lessig: Híbrido entre Godin-Takashi. Mezcla una imagen de alta resolución a pantalla completa con un breve texto.

Acentúa lo importante con un uso intencionado de color, tipografía y en la distribución de los elementos en la diapositiva, menos es más. Sé generoso con los espacios en blanco y con la cantidad de diapositivas en tu presentación; piensa que cada diapositiva debe mostrar una elegancia particular y una armonía en conjunto.

Por último, y no menos importante, incluye en tu presentación tus redes sociales y las del evento en el que participas; así el público podrá compartir y comentar en tiempo real sobre tu exposición y aumentar el número de tu audiencia.

Artículo por: Carmen Muriedas 
Estratega de Contenidos “Mi Huella Es”
Sígueme en Twitter:@kamuriedas

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *